Caótico

-Loreto Sesma-

Verte,

al principio,

fue como si de golpe mil inviernos

 alzaran los brazos para rendirse.

Para luego,

abrazarte.

Y no recuerdo mucho,

pero sé que habitabas la sonrisa

más cálida del mundo.

Y que vivir en cualquier polo,

-contigo-

hubiera sido posible.

Cogí tu mano

y sucumbí a la propuesta del amor

que decía:

 que estar juntos

era mejor,

que estar solos

ya nunca más.

La verdad,

es que has barrido de esta piel

toda preocupación,

y el frío dice no quedarse

si nos quedamos los dos.

Que llegaste

caótico entre mis recuerdos,

te abriste paso entre mis dedos

agarrándome el mentón

para hacerme sonreír.

Y no entiendo,

como no tener miedo,

si pienso que algún día

te tendrás que ir.

Apareciste,

como el volcán en llamas

que todo lo hace agua.

La nostalgia que se cuela

en cada herida

que aún está por cerrar.

Las noches en las que

-sin hacer frío-

helaba en mi cuarto.

Los glaciares

que empezaras a resquebrajar

 al despedirte del hogar

que has encontrado en este pecho.

Del verano que inventaste para mí.

Del calor que ofrecen estas manos.

De la niña que te vio dormir.

Y después ningún desastre

llegará a igualarte a ti.

Caótica fue tu llegada;

aún más caótico,

nuestro fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s