Hagamos la revolución

Vamos a darle la vuelta a todas las frases hechas sobre el amor.

No hará falta cama.

Ni licencia para amar.

Te autorizo a actuar sobre mi cuerpo y reconozco como mío todo cambio que hagas en mí.

Cerraremos todas las salidas de emergencia que creían necesarias aquellos que preveían un posible naufragio.

Que daban por catástrofe al amor antes de besarlo y comprobar que tenían razón.

Vamos a querernos sin y sis y sin peros,  prohibidos condicionales.

Sin convencionalismos.

Dejemos en ridículo lo tradicional.

 

Vamos a hacernos pedazos hasta reconstruirnos desde cero.

Quién tire la primera pieza sale de este juego.

Vamos a ser enanos.

A no respetar reglas.

Te dejo venir a mi cama cuando tengas miedo.

 

Vamos a hacer que todos los libros hablen de nosotros.

A follarnos hasta morir en el intento de ser el polvo que dicen que somos tras vivir.

Adelantémonos a todo, pero sin perder el tempo.

Hazme reír tumbada sobre todas las escenas costumbristas que jamás inmortalizaron tal sonrisa.

Seamos la lágrima de todos los poetas.

La contemplación directa del paraíso,

cualquier obra maestra.

 

Vamos a amarnos como nadie. Antes.

A manifestarnos entre unas rodillas,

a clavar pancartas en todos los lunares de tu espalda,

a hacer la huelga de hambre tras la que todos los besos saben mejor.

 

Hagamos en tu pecho la revolución.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s