EL IDIOMA DE LOS MUERTOS

 

 

Screenshot_2016-01-16-09-35-50[1]

Título del 3ºcapítulo de Los Girasoles Ciegos  (Alberto Méndez)

 

Que aún hay días que despierto y me pregunto si bailar con el sonido de tu risa.
Y luego recuerdo que no estás.

Que me desnudo a tientas en la oscuridad y revuelvo la cama buscándote.
Y luego recuerdo que no estás.

Que noto una presión en el pecho y te susurro como deberías hacerlo para que me guste más.
Y luego recuerdo que no estás.

Entonces, llega la asfixia del propio recuerdo.
El coágulo de amor que coacciona mi sangre.
El infarto que amortece mi piel.
Y siempre recuerdo que no estás.
Y que por eso nada de esto duele.
Porque estoy muerta.
Desde que te fuiste
Y
los
muertos
no
sienten
pero recuerdan a su asesino
toda la eternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s