ALCOHOLISMO PROVOCADO

Screenshot_2016-02-06-10-00-45

 

Por bailar he bailado hasta sentir desvanecer mi cuerpo.

Y mis pies,

sobre todo mis pies.

Por rotar he rotado hasta perder la consciencia.

Y encontrar en aquella mancha difusa de la realidad tu rostro.

Y por saltar también salté hasta caer en otro almohadón.

Sobre otra cama.

Y dejar en ella de ser quien era cuando te invité a una ronda más sobre el colchón.

La niña que te llevaste con el carmín de mis labios.

 

Por beber… Por beber he bebido y he vivido en la botella vacía.

Y de ella.

Me he visto ahogada a través de su boca y me he cortado con el vidrio.

Tal y como me ocurrió contigo.

Tú, también me has hecho sangre.

Y me has provocado resaca.

Y aún intento acostumbrarme a ella:

al mar que traga y me traba la lengua en los labios de tu recuerdo.

 

Y por ver, he visto bares abarrotados en los que solo entraba para buscarte.

Y de paso tomarme la última.

Que nunca fue la última

si no la derramé sobre tu cuerpo

Para después,

beberte.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s