¿Es acaso el muerto recordado por el amor que lo mató?

image

Acaso tiempo o silencio en este triste cuerpo,  de viento lleno hasta el alma, la humilde morada de una muerte.
Acaso hombros llanos y piel que arrastra sobre esta caja sin sentimiento pero bien sentida.
Y llorado.
Acaso dolor en la herida que no emana,  en  la sangre seca que desdibuja su cara.
Y en el pecho la más clara,  la herida del amor.
Acaso inmortalidad en el recuerdo del muerto en la mente de quien empuña la daga de este dolor.
O acaso hueso, puro y solo hueso,  roído por los años,  y por los daños,  sobre el cuerpo que yace y aquel por el que dio la vida.
Solo una brecha,
La de esa vida.
Solo una espada,
La de la muerte.
Solo una herida,
La del amor.

(y no, al muerto no lo recuerda ni Dios)

Anuncios

5 pensamientos en “¿Es acaso el muerto recordado por el amor que lo mató?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s