Contradicciones.

image

Desapareces.
Desapareo mis versos,
Analizo el chasqueo de mi lengua en mis dientes al pronunciarlos.
Atestiguo el vibrar de mis labios al dejarlos escapar.
Y te busco.

Tu nombre ha dejado de ser mensaje subliminal en mi poesía y en mis ojos.
Ya no hay más espejos ni ventanales que te reflejen ni se abran para darte la bienvenida.
Malvenido a mi vida.
Te digo.
Y me contradigo.
Ordéname los cabellos.
Muérdeme los brazos y encuentra
en mis senos la desembocadura de tus labios.
Desaparece en mi esternón,
Funde tus costillas con el viento que silba en el desfiladero de mis rodillas.
La cueva de mis piernas hacen de refugio para este corazón que espera y desespera, paciente.
Quiere ver como desapareces.
Entras a buscarme bajo la piel, que es donde me escondo.
El lugar más a la vista.
Donde menos me buscan.

Tengo un portal en cada cicatriz para instarte a que introduzcas tus dedos en la llaga.
Tras los dedos, el cuerpo.
Y así, desapareces.
Y apareces.
En mí.
Y somos uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s