Ciclos (a)temporales.

image

Realizado por @arargams (una cuenta de instagram de una chica con mucho arte que os invito a seguir)

Clack.
Parece que es el sonido del reloj, malfuncionando.
Sentido antihorario.
Devolviendo los minutos.
Batallando contra el propio tiempo.
La revolución del reloj y de sus horas infames.
La desmesura de las agujas contrariadas.
La manifestación de locura entre dos paredes.
Tú y yo en medio.

Clack.
Deshacemos la cama, nos quitamos los miedos.
Nos desenvolvemos.
Abrazamos y desabrazamos la coherencia.
Entre medias de lo irracional me encuentro en tus brazos.
Hilo tus verdades desmentidas.
Recojo las lágrimas de la cama,
vuelven a mis ojos.

Clack.
Ligamos nuestros cuerpos.
Vuelve el gemido a su garganta.
Y el placer al sexo.
Y el oíM soiD a su orgasmo.
Y el te quiero a su silencio.

Clack.
Me resguardo en tu pecho y era primavera y ahora es invierno.
Y nieva hacia el cielo la blanca tierra.

Clack.
Salimos de la cama y parece que la hacemos.
Y tú y yo nos vestimos, pero es otro tiempo.
Y nos desmiramos los ojos.
Y nos desbesamos.
Y nos desenamoramos.
Y nos desconocemos.
Y el reloj sabe y el destino sabe que hoy nos toca conocernos.

Clack.
Descamino también.
Quizás, desavance a cuatro patas.
Quizás, me arrastre.
Quizás, gusano como cuando me enroscaba entre tus piernas.

Tic. Tac.
Parece el sonido del reloj.
Alzando los brazos.
Clamando perdón.
Rindiéndose.
Perdón por abrazar las armas y el poder, dessuceder la historia.
Entonces estoy en mi cama.
Hecha.
Temblando.
En un charco y una sábana que aún huele a ti.
Acuno la coherencia entre brazos.
Quiero descuartizar el tiempo.
Descubiertas entre mis dedos se resguardan tus mentiras.
Desmentidas.

Tic.
El punto de partida es el mismo.
Hemos dado la vuelta a nuestro reloj.
Estamos donde empezamos.
El tiempo es cero.
Otra vez.
Y está muerto.
Las agujas intentan echar a andar y yo las tengo en un puño y me sangran.
Estoy jugando.
Llamo al pasado “venidero” retrocediendo el reloj.
Y apareces junto a mí.
Y desapareces.
Y deshaces el camino.
Y no quiero dar cuerda a este sin sentido.

Tac.
Pero el reloj se pone en marcha.
Y me desgarra la piel.
Que cicatriza.
Se me cosen los ojos.
Y avanzo a ciegas entre los números romanos.
Y son las diez.
Agosto.
Y resbalo sobre un pecho.
Hacemos el amor.
Y empieza la batalla a contrarreloj.
Partimos de cero para llegar a cero.
El reloj se declara en huelga de hambre.
Y se distrae.
Y yo mientras tanto me sacio contigo.
Hasta que se agote.
El tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “Ciclos (a)temporales.

  1. Pingback: Video-poema: Ciclos (a)temporales | QUERIDO 22,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s