(A ll)amar(adas)

”]image

Así empezó,así empezamos.
Como la llama,
que viendo la hoguera se otorga al incendio con todo el amor de quemarse.
Diego Ojeda

Del incendio se vive hasta que comienza a querer consumirte.
En ningún caso el fulgor de la llama se manifestó como amenaza.
Ni el sol como asesino.
Ni la hoguera como el foco
donde ardimos.
Ninguna esperanza fue nunca tan grande: dos antorchas, lamiéndose las lenguas.
De fuego.
Fue todo tan rápido que creo que nunca fui parte del incendio.
Ni tú.
No fuimos parte de, fuimos él.
En su totalidad.
Hasta que  nos falló el corazón
y se nos gastó la pólvora
con que nos (des)vestíamos.
Del incendio se vive hasta que ansía hacerte incendio.
Para retenerte.
No sé en qué momento nuestra llama se volvió catástrofe.
Tan acertada,
que hoy
tras salir quemada del intento
añoro el latir en el pecho
de la chispa que nos incendió.

Así nos quisimos.
(Título)

Anuncios

2 pensamientos en “(A ll)amar(adas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s