Aún hay monstruos bajo la cama.

image

Dicen que el futuro es el peor monstruo que encontramos bajo la cama.
Por eso nos asusta tanto de pequeños
pero ya no le tenemos miedo.

Nuestras inseguridades pusieron monstruos bajo la cama
a tiempo para vernos
aterrorizados a la deriva
temerosos del mañana.
Y el mañana llega hoy.

Salimos a conquistar la tierra
pero solo pusimos bandera en nuestra habitación
ese será para siempre el refugio del niño
que no hace frente a sus miedos.

Decidimos poner los pies entre las sábanas
porque escondernos siempre fue
la manera de sentirnos seguros.
Creímos perdidas muchas guerras
y aún así seguimos con la carne de cañón
bombardeando con incertidumbre el futuro
escarbando con nuestras manos
la tierra
para plantar nuestra alma
regar con lágrimas
y dejar huella sobre la arena mojada
que a veces fue la piel de algunas personas.

Lo hemos conseguido,
nacen las primeras hojas de azar
y no es una flor
pero huele igual que el futuro.
Seguimos haciendo camino
y llevamos en el pecho el ayer que nunca marchita
las hojas perennes del recuerdo
que siempre olerán a victoria
porque el escudo que nos protege
lleva bordado el emblema de nuestra casa.

Han llovido sueños
desde que dejamos de ser vientre
y desde que dejamos de ser los pasos
de quien en brazos nos alzaba.
Y ahora empuñamos en nuestra mano
la daga propia contra imposibles que nos imponen bocas ajenas
para crearnos coraza.

Es cierto,
seguimos siendo viento
que se mueve a todas partes
sin saber de su destino.
Seguimos siendo almohada y llanto
y trifulca con los monstruos bajo el colchón.
Pero hemos aprendido que
no solo están bajo la cama como creía nuestro lado más infantil
Si no que los hay
en todas partes
y que los mayores los llevamos
bajo la piel
y salen de madrugada
para que los veas cuando te mires
en el espejo.

Crecer es tener el coraje de luchar contra tus monstruos
y aprender a ganar siempre contigo aunque vayas contra ti.
Conocerse.
Mejorarse sin dejar de ser el uno entre tantos que se desconocía.
Y ser el futuro que vemos cuando hoy en día nos preguntan qué queremos.
Esos son los monstruos que aún se esconden bajo de la cama.
Y sabemos, sabremos que hemos crecido, 
cuando ya no les tengamos miedo.

Anuncios

2 pensamientos en “Aún hay monstruos bajo la cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s