Tú y otras compañías telefónicas.

El suceso fue así.

Fue así.

Digo dejando un mensaje en el buzón.

Dejando una reclamación que se cuela entre tus pechos.

Te dejo un grito en la parte posterior de la oreja.

Me dejo desoír.

Pero escúchame,

fue así.

Aún sigo esperando al técnico prometido

desde aquel día en que falló el amor

y yo empecé a pintar graffitis 

entre tus piernas

reivindicando cuidado de primeros auxilios.

Hoy,

te digo,

que fue así

y que por fin empiezo a desoír tu olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s