Homeless


Mamá, no hay calor en esta casa.

No hay calor, mamá. 

Hace frío.

Acaso no cubre la calefacción este vacío.

Acaso hay demasiado espacio para llenar

acaso los huecos que dejamos entre nosotros

son como jirones en esta camisa

que es nuestro hogar.

Mamá, la planchas continuamente 

pero el vapor precipita como una lágrima por nuestras paredes.

Ellos la ensucian.

Ellos la arrugan.

Y tú no das para planchar

más.

Hace frío, mamá.

Acaso el agua caliente se ha esfumado.

Acaso las ventanas están abiertas 

y se escapa.

Acaso un abrazo no será capaz de dilatar 

el poco calor que nos queda.

Mamá, hace frío.

Sube la calefacción.

Y cóseme los calcetines. 

Que todo agujero, que toda falta se traga este frío y me llena.

Y no hay parches suficientes para sanar nuestra casa enferma.

Máma, hace frío.

Cubre con tu cuerpo las grietas.

Tapa las goteras.

No te dejes contagiar,

mamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s