Todos los cines son autopistas.

Todos los cines son autopistas 

si me coges de la mano

y eliminamos el peligro de dormirnos

en un solo paso.

Son autopistas y nadie nos está viendo cruzar 

poco a poco

desde Madrid a París

ni desde Texas-Nueva York

porque en el silencio contenido de la trama

entre el ruido de las palomitas bajo los dientes

y la banda sonora

enmudecen los besos

y los motores.

Nadie sabrá nunca, 

que esas tarifas de cine

no tasan adecuadamente

la experiencia de sentarnos

uno junto al otro

girar la cabeza

y perdernos viajando

silenciosos

de la mano

entre fotogramas.
Ni tu risa haciendo eco entre las butacas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s