Con suerte

No estabas pero un diente de león ha ido a topar en mi ventana
y he sabido que eras tú
En el libro que leo un japonés pregunta al I Ching
sobre las cuestiones importantes de su vida
en voz alta pronuncia
¿volverá ella?
¿tendrá esa persona buenas intenciones?
El i Ching le responde

Yo no necesito preguntar.
En voz bajita me digo,
a mí que siempre me asaltaron las dudas,
claro que nos volveremos a ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s