Cinética de movimiento

Será al final la gratitud el camino
pues entre el hastío ha sonado de pronto tu voz

Luciérnaga,

y no he querido a otra persona conmigo.

Aunque la luz la lleve yo  he agradecido tu brillo
y me he encontrado avanzando:
toda la masa de pensarte paradójicamente se trasforma en energía cinética.

¿Será la gratitud, al final, camino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s